HOY ES: PARASHA: MIKETZ
PRÓXIMA FESTIVIDAD: JANUCA (DEC 12 -20)

El Zohar (3:73a) dice: “Existen tres nudos [tres entidades] que se conectan la una a la otra: el Santo Bendito Sea, la Torá e Israel”. Los judíos conectan sus almas con el creador mediante el estudio y la observancia de la Torá. El triángulo representa la conexión entre estas tres entidades.1

Cada una de ellas posee una dimensión interna (pnimiut) y una externa (jitzoniut). La Torá comprende enseñanzas exotéricas, como ser el Talmud y la ley judía, al igual que enseñanzas esotéricas como la cábala. La energía “revelada” de Di-s provee y permite la existencia de todas las cosas del mundo, pero su esencia está completamente oculta y trasciende a toda la creación. De manera similar, el alma (que es un reflejo de Di-s2 ) tiene un elemento revelado, aquella porción que se expresa dentro del cuerpo y le otorga vida, y una esencia que trasciende el cuerpo.

El doble triangulo de la estrella de David (maguén David) simboliza la conexión entre ambas dimensiones de Di-s, la Torá e Israel: el nivel externo del alma se conecta con la expresión externa de Di-s por medio del estudio de las partes exotéricas de la Tora; la esencia del alma se conecta con la esencia de Di-s por medio del estudio y puesta en práctica de las enseñanzas de la cábala.

Otra explicación:

La cábala nos enseña que Di-s creó el mundo con siete bloques espirituales: sus siete atributos “emocionales”. De tal forma, toda la creación es un reflejo de estos siete atributos fundacionales.

Ellos son: jésed (bondad), gevurá (severidad), tiféret (armonía), netzaj (perseverancia), hod (esplendor), iesod (cimiento), maljut (realeza).

Estos atributos se dividen en tres columnas: la derecha, la del centro y la izquierda:

Gevurá Tiferet Jesed

Hod Iesod Netzaj

Maljut

Del mismo modo, la estrella de David posee siete compartimientos: seis picos que sobresalen de un centro.

El extremo superior derecho es jésed.

El extremo superior izquierdo es gevurá.

El pico central superior es tiféret.

La cábala nos enseña que tiféret encuentra su fuente en kéter, la corona, que es infinitamente mayor que todos los atributos divinos que están vinculados a la búsqueda “mundana” de crear el mundo.

El extremo inferior derecho es netzaj.

El extremo inferior izquierdo es hod.

El centro es iesod. Iesod es “cimiento” y como tal, todos los demás atributos tienen su raíz en este atributo y se desprenden de él.

El triángulo inferior de la estrella que desciende del centro es maljut, el atributo que absorbe la energía de los seis atributos superiores y los utiliza para descender y crearlo todo, y para “reinar” sobre ellos.

Notas al Pie
1. El hecho de que en un triángulo cada uno de los tres extremos esté conectado a los otros dos demuestra que el alma judía está, en sí misma, atada a Di-s. El estudio de la Torá y su observancia no crea una conexión entre el judío y Di-s, simplemente la saca a la luz.
2. Tal como se expresa en Job (19:26): “Desde mi carne puedo percibir a Di-s”.

POR NAFTALI SILBERBERG
El rabino Naftali Silberberg, nacido en Detroit. Conocido por su agudo ingenio y extenso conocimiento del Talmud. Él reside en Brooklyn, NY, con su esposa Jaia Mushka y sus tres hijos.
COMPARTIR
Artículo anterior¿Cómo alcanzar todas tus metas?
Artículo siguiente¿Por qué los Rabinos repiten tanto? -Vaiakel

El contenido de esta página es producido por Chabad.org, y es propiedad intelectual del autor y / o Chabad.org. Si te ha gustado este artículo, te animamos a distribuirlo, a condición de que usted no cambiara ni alterara cualquier parte de ella, y que incluya esta nota, el crédito del autor y un enlace a chabad.org.

Jabad es una filosofía, un movimiento, y una organización. Se considera que es la fuerza más dinámica en la vida judía en la actualidad. La palabra ” Jabad ” es un acrónimo hebreo de las tres facultades intelectuales de jojmá , sabiduría, binah – comprensión y daat – conocimiento.