HOY ES: PARASHA: MIKETZ
PRÓXIMA FESTIVIDAD: JANUCA (DEC 12 -20)

La promesa de D-os de que convertiría a la familia de Jacob en una gran nación en Egipto se cumplió rápidamente. En menos de un siglo, la cantidad de judíos aumentó tan rápidamente que el Faraón temió que pudieran llegar a tomar control de Egipto. Para evitarlo comenzó a reclutar a los judíos para trabajar en sus proyectos de construcción. Desafortunadamente, los judíos (excepto la tribu de Levi) ya habían comenzado a descuidar su herencia moral, lo que los dejó susceptibles al llamado del Faraón por su lealtad patriótica a Egipto. Como consecuencia de ello, el Faraón eventualmente tuvo éxito en esclavizar por completo a los judíos, excepto a los Levitas.

Identidad Judía ֵ

לֶּה שְׁמוֹת בְּנֵי יִשְׂרָאֵל הַבָּאִים מִצְרָיְמָה וגו’: (שמות א:א) Estos son los nombres de los hijos de Israel que llegaron a Egipto. Éxodo 1:1

El exilio físico de los judíos era su esclavitud forzada; su exilio espiritual era su esclavitud psicológica a la cultura del país en que vivían. A pesar de que muchos judíos se asimilaron debido a su exilio, otros, debido a la fe en su destino, lucharon por mantener su identidad judía, rehusando abandonar sus nombres y lenguaje judíos. Fue recién después de revelar su identidad interior en respuesta al desafío del exilio, que el pueblo judío estaba en condiciones como para recibir la Torá. El propósito de la Torá es enseñarnos cómo traer conciencia Divina a los aspectos más mundanos de la vida, incluso aquellos que inicialmente se oponen a la Divinidad. En el exilio, el pueblo judío aprendió cómo sobreponerse a esas fuerzas. Lo mismo se aplica a nuestro exilio actual: el aferrarnos tenazmente a nuestras tradiciones (incluso a aquellas que no parecen importantes) acelerará nuestra redención. Los desafíos que superamos nos purifican y preparan para las revelaciones Divinas sublimes que acompañarán la inminente Redención final.1 NOTAS AL PIE 1. Torah Or 49a ff; Or HaTorah, Shemot, vol 1., p. 11. Sefer HaMa’amarim 5737, p. 118. Likutei Sijot, vol. 3, pp. 843–848, vol. 16, pp. 34–37, vol. 26, pp. 301–305.

Extraído de la edición española de Sabiduría diaria, producido por Chabad House Publications y publicado por Kehot . Adaptado por el rabino Moshe Wisnefsky y traducido por el Rabino Eliezer Shemtov. Para adquirir el libro completo de Sabiduría diaria haga clic aquí.
COMPARTIR
Artículo anteriorJuez Subjetivo
Artículo siguienteEl Tania del Día Likutei Amarim, comienzo de Capítulo 13

El contenido de esta página es producido por Chabad.org, y es propiedad intelectual del autor y / o Chabad.org. Si te ha gustado este artículo, te animamos a distribuirlo, a condición de que usted no cambiara ni alterara cualquier parte de ella, y que incluya esta nota, el crédito del autor y un enlace a chabad.org.

Jabad es una filosofía, un movimiento, y una organización. Se considera que es la fuerza más dinámica en la vida judía en la actualidad. La palabra ” Jabad ” es un acrónimo hebreo de las tres facultades intelectuales de jojmá , sabiduría, binah – comprensión y daat – conocimiento.