El Tania del Día Kuntrés Ajarón, Ensayo 9

8

Kuntrés Ajarón, Ensayo 9

[Está escrito:] “Reprender has de reprender a tu camarada”, [y nuestros Sabios agregan:] “incluso cien veces”. Por lo tanto, no puedo contenerme ni guardar silencio de clamar otra vez más, con voz de [dolorosa] debilidad. Os lo suplico con profunda compasión, apiadaos de vuestras almas. Cuidad, sed extremadamente vigilantes, en lo que atañe al estudio de la Torá y el servicio del corazón, que es la plegaria con la intención apropiada. Que todos comiencen [las plegarias] al unísono, como uno, palabra por palabra, no uno aquí y otro en otra parte, éste permanece mudo y el otro conversando en charla banal, Di-s nos proteja. La principal causa e instigado de [este] daño proviene de aquellos [Oficiantes que conducen los servicios] que se acercan al púlpito. Esta función es abandonada a quienquiera desee adelantarse a grandes trancos y arrebatar el honor, o porque ni siquiera hay uno que desea…

Por esta razón, éste [mencionado a continuación] es el consejo ofrecido y la regulación establecida como ley a no ser violada más, Di-s libre. O sea, que se elijan individuos fijos aptos para este oficio [de liderar las plegarias,] por sorteo o el consentimiento de la mayoría de los feligreses. [¿Quién, de hecho, es apto para esta tarea? Personas] que oran palabra por palabra, a paso moderado, en voz alta, sin extenderse demasiado ni abreviar arrebatando [por la prisa], Di-s libre. Sobre ellos recae el deber de conducir las plegarias, cada cual cuando llegue el día que le toque. Este reunirá alrededor de sí, cerca, a todos los que rezan al menos un tanto audiblemente, ni susurrando ni precipitándose, Di-s libre, como se expone en las antiguas regulaciones comunales de muchas localidades.

Ahora vengo yo a renovarlas, fortalecerlas y vigorizarlas, [para que] nunca jamás vuelvan a debilitarse, Di-s libre. (¡Guevald! ¡Guevald!) ¿Hasta cuándo será esto un obstáculo para nosotros? ¿No nos basta con todos los reproches y opresiones que nos han pasado? — Di-s nos proteja y consuele con redoblado apoyo, y purifique nuestros corazones para servirlo con sinceridad. Fortaleced y vigorizad vuestros corazones, todos los que aguardan a Di-s.

También: Que se complete el estudio de todo el Talmud año tras año, y que en cada comunidad se distribuyan los Tratados por sorteo o por consentimiento. En una ciudad con numerosas sinagogas, cada congregación lo completará. Y si alguna congregación es demasiado pequeña como para implementar este programa, unirán a sí personas de otra más grande. Este estatuto [—que se estudie el Talmud entero cada año—] no ha de alterarse ni violarse.

Además, cada uno de los participantes en este estudio completará individualmente cada semana la lectura del óctuple Salmo 119.

Además, dado que debido a la fragilidad de nuestros tiempos no cada cual tiene la fuerza necesaria para ayunar como debiera, el consejo ofrecido es como dijeran nuestros Sabios: “A quienquiera observa el Shabat conforme su ley, se le perdonan todos sus pecados” — específicamente “conforme su ley”. Por lo tanto, recae sobre cada individuo [el deber de] obtener maestría en la “gran ley” de Shabat.

También, ha de ser muy cuidadoso de no conversar charla banal alguna [en Shabat], Di-s libre. Pues, como es sabido a los iniciados en la sabiduría mística, [la Cabalá,] todas las mitzvot tienen un aspecto interior y uno exterior. El aspecto exterior de [la mitzvá de] Shabat es el cese de la actividad física, tal como Di-s cesó el hacer los cielos y tierra físicos; y la dimensión interior del Shabat es la intención [que el individuo pone] en las plegarias de Shabat y el estudio de la Torá, de unirse al Di-s Unico, como está escrito: “Es Shabat para Di-s, tu Señor”. Este [nivel interior de la mitzvá de Shabat] es su elemento “recuerda”. Y la dimensión interior del elemento “cuida” es el cese del habla acerca de cuestiones materiales, tal como Di-s cesó de las Diez Aserciones mediante las cuales fueron creados los cielos y la tierra físicos. Pues “uno opuesto al otro”…

 

Extraído del libro Tania Completo, de la Editorial Kehot Lubavitch Sudamericana
© Editorial Kehot Lubavitch Sudamericana. Prohibida su reproducción total o parcial sin autorización escrita de la Editorial. Derechos Reservados.
COMPARTIR
Artículo anteriorTehilim Diario Capítulos 88-89
Artículo siguienteN355. No Mantener Relación Intima sin ‘Ketuba’ ni ‘Kidushin’

El contenido de esta página es producido por Chabad.org, y es propiedad intelectual del autor y / o Chabad.org. Si te ha gustado este artículo, te animamos a distribuirlo, a condición de que usted no cambiara ni alterara cualquier parte de ella, y que incluya esta nota, el crédito del autor y un enlace a chabad.org.

Jabad es una filosofía, un movimiento, y una organización. Se considera que es la fuerza más dinámica en la vida judía en la actualidad. La palabra ” Jabad ” es un acrónimo hebreo de las tres facultades intelectuales de jojmá , sabiduría, binah – comprensión y daat – conocimiento.