HOY ES: PARASHA: MIKETZ
PRÓXIMA FESTIVIDAD: JANUCA (DEC 12 -20)

Pregunta:

Si Di-s creó al hombre libre, ¿porque la Torá permitió a los judíos que tengan esclavos?

Respuesta:

En los tiempos del patriarca Abraham, la esclavitud era común. Aún Abraham tenía esclavos, pero eran como miembros de la casa. Luego que los judíos sintieron la amarga experiencia de la esclavitud en Egipto, jamás impondrían semejante destino a cualquier otro ser humano. La Torá prescribió severas leyes para la protección de los esclavos. Tantas eran las obligaciones impuestas al amo, que hay un dicho: “Aquel que compra un esclavo, adquiere un patrón para sí mismo”.

La esclavitud a la cual se refiere la Torá es muy diferente al concepto de esclavitud que conocemos. Hay una serie de leyes sobre como debe ser tratado un esclavo, muchas de las cuáles establece que, sus necesidades deben ser suplidas antes del dueño. Por ejemplo: la persona que tuviera una sola almohada debía entregársela al esclavo para dormir; el esclavo debería descansar en el Shabat; debería recibir una cuantía en valores o bienes cuando partiera en libertad, etc.

La posibilidad de un judío volverse esclavo surgía en el caso de robo, cuando el ladrón no pudiera restituir el bien robado. El tribunal podía entonces venderlo como esclavo. Otra posibilidad podía ocurrir cuando un pobre se vendiera voluntariamente como esclavo para pagar una deuda con su trabajo. Esta era justamente una forma de regeneración: en vez de ser mandado hacia la prisión, el ladrón era vendido como esclavo para que de esta forma conviviera con su dueño, notara su error y aprendiera a vivir una vida honesta. En cada uno de esos casos, cuando llegaba el año sabático – cada 7 años -, el “esclavo” tenía que ser liberado. Si no deseaba partir en libertad, sino permanecer en la casa de su amo, su oreja debería ser perforada. ¿Por qué? Explican nuestros Sabios: aquella oreja que oyó los Diez mandamientos y sabe que su Único Señor es Di-s, pero aún así desea continuar sumisa a un hombre de carne y hueso, debe ser perforada. De aquí vemos, según la Torá, que la esclavitud no es el estado natural del hombre.

POR ARON MOSS
El rabino Aron Moss enseña Cábala, Talmud y Judaísmo en general en Sydney, Australia.