HOY ES: PARASHA: MIKETZ
PRÓXIMA FESTIVIDAD: JANUCA (DEC 12 -20)

“¿Alguien vio mi abrochadora?” Jana exclamó desde su dormitorio. No hubo respuesta. Jana continuó buscando por todo su cajón. Frustrada, se apresuró hacia la cocina donde su madre estaba preparando la cena.

“¡Ma, no puedo encontrar mi abrochadora en ningún lado! Seguro que Miriam la usó y no la dejó en su lugar. Ella siempre toma mis cosas sin permiso.”

“Por favor cálmate Jana. Decirle a Miriam que quiero verla. Por favor, habla bien con ella y déjame a mí encargarme de esto,” dijo su madre.

Rápidamente se resolvió el asunto. El día anterior, Miriam había tomado prestada la abrochadora de Jana, pero se le cayó y, al haberse roto, la tiró a la basura. Ella lo sintió mucho.

“Miriam,” preguntó su madre suavemente. “¿Por qué estás tan triste?”

“La verdad es que no debería haberla tomado sin permiso. No lo voy a hacer más,” respondió Miriam honestamente. “Siento mucho que se haya roto.”

“Pero Miriam, esto pasó ayer. Cuando una persona realmente se siente mal por algo que hizo, no debería esperar hasta que los demás se enteran y meterse en problemas para arrepentirse. Si uno espera, parece que la razón por la cual se siente mal es porque alguien se enteró, o porque ahora están en problemas. Cuando hacemos algo mal, debemos asumir la responsabilidad y hacer teshuvá (arrepentirnos y no hacerlo de nuevo) por lo que hicimos. Debemos hacer teshuvá porque sentimos adentro que hicimos algo mal, no porque podemos meternos en problemas.”

“Podemos aprender esta lección de la parashá de esta semana. Cuando los hermanos de Iosef fueron a Egipto a comprar comida y vieron en cuántos problemas se estaban metiendo, se dieron cuanta de que era por lo que le habían hecho a Iosef. Se sintieron muy mal y dijeron: ‘es nuestra culpa.’ Eso suena como hacer teshuvá, ¿no?”

“En ese momento Ruvén les dice: ‘Yo les dije que no debían dañar a Iosef, ¿no?, ¡Y ustedes no me escucharon!’”

“Ma, eso no es muy lindo. Todos los hermanos se están sintiendo mal por lo que hicieron y están haciendo teshuvá. ¿Por qué Ruvén los está haciendo sentir peor aún?”

“Eso es lo que te quería decir Miriam. Obviamente Ruvén no está tratando de hacer sentir peor a sus hermanos. Todo lo contrario. Él es el mayor, y siente que debe guiarlos y ayudarlos.”

“Ruvén sabía que tenían que hacer teshuvá verdadera. Esto significa que una persona realmente se arrepiente por lo que hizo; no que se siente mal solamente por el problema que le causó lo que hizo. Pero los hermanos dijeron ‘es nuestra culpa…y por eso nos estamos metiendo en tantos problemas ahora.’”

“Ruvén les estaba enseñando que lo que debería hacerles hacer teshuvá es el hecho de que se dieron cuenta de que hicieron algo mal, y no el problema y las dificultades que su error causó.”

COMPARTIR
Artículo anteriorEl Tania del Día Likutei Amarim, fin de Capítulo 3
Artículo siguienteTehilim – Capítulo 35

El contenido de esta página es producido por Chabad.org, y es propiedad intelectual del autor y / o Chabad.org. Si te ha gustado este artículo, te animamos a distribuirlo, a condición de que usted no cambiara ni alterara cualquier parte de ella, y que incluya esta nota, el crédito del autor y un enlace a chabad.org.

Jabad es una filosofía, un movimiento, y una organización. Se considera que es la fuerza más dinámica en la vida judía en la actualidad. La palabra ” Jabad ” es un acrónimo hebreo de las tres facultades intelectuales de jojmá , sabiduría, binah – comprensión y daat – conocimiento.