Terapia de Grupo

16

HOY ES: PARASHA: MIKETZ
PRÓXIMA FESTIVIDAD: JANUCA (DEC 12 -20)

El Baal Shem Tov, fundador del movimiento Jasídico, habló a menudo de la importancia de realizar el servicio al Todopoderoso, aprendiendo lecciones de todo lo que uno ve, oye, o experimenta.

Al experimentar o ver algo tenemos el deber de analizarlo y ver como esto nos puede ayudar en el servicio a di-s. Por ejemplo, el renombrado rabino Zushe de Anipoli enseño varias lecciones del modus operandi de un ladrón. Entre ellas: él trabaja disimuladamente sin hacérselo saber a los demás, él esta listo para ponerse en peligro y el detalle más pequeño es de gran importancia para él.

Utilicemos la psicoterapia como ejemplo.

En el estresante mundo que habitamos, mucha gente sufre de varios problemas emocionales y psicológicos. Vemos constantemente aumentar el numero de individuos perfectamente normales y sanos tienen que hacer frente a la tensión, la depresión, la ansiedad, el trauma psicológico, a adicciones, al dolor, a discordancia marital, y a un sinfín de otras condiciones.

Los Sabios del Talmud comentan, “Una persona encadenada no puede liberarse sola”. Y no cualquiera tiene el poder de desatarlo de sus cadenas. Solamente alguien con las herramientas adecuadas puede hacer el trabajo. Esto es también verdad en lo que respecta a los individuos que están encadenados emocionalmente; en muchos casos, es necesaria ayuda exterior para poder liberarlos de los desórdenes que están sofocando sus almas. Y aquí, también, la persona común no puede entender el comportamiento del individuo emocionalmente turbado, mucho menos sacarlo de su oscuridad. Hace falta un terapeuta entrenado que haya estudiado los mecanismos de la mente, sus idiosincrasias, y la manera que reacciona a diversas situaciones, para relacionarse con tal individuo y eventualmente restaurarlo a su estado sano.

A mediados del siglo XX, una nueva tendencia en psicoterapia se arraigó: la terapia del grupo. Un pequeño grupo de personas sufriendo los mismos problemas y guiados por un profesional comentan sus experiencias y tratan mutuamente de encontrar soluciones.

Hay muchas ventajas en este método de terapia. Una de las ventajas primarias de la terapia de grupo es la capacidad de infundir en sus participantes esperanza y optimismo. Los presentes ven que no están solos en su lucha, que eso mismo ya es razón de consuelo. Los miembros de la sesión de la terapia también sirven como grupo de ayuda, animando al otro a ser fuerte y tomar las medidas necesarias para ser curado. Además, los sentimientos, las ideas, y las técnicas compartidas por los participantes no se toman de un libro de textos estéril, sino son experiencias de la vida real; más fácil de relacionarse que las palabras clínicas de un profesional.

Ahora intentemos aplicar esto a nuestro servicio a di-s la comparación es clarísima…

Todos estamos afectados por personalidad Múltiple. Por un lado deseamos desempeñar servicios a di-s y conducir una vida espiritual, significativa. Por otra parte, tenemos a Ietzer Hara (inclinación del mal) que nos está bombardeando continuamente con pensamientos, tentaciones, y deseos que son decididamente poco espirituales y contrarias a lo que desea Di-s de nosotros. Y esta lucha no es una condición temporal, o curable. Es una batalla de por vida. Nuestro éxito es medido ganando batallas individuales, no la guerra, que es interminable.

Algunos hacen frente, algunos no. Algunos pueden no parecer encontrar solución para ganar las batallas, mientras que otros se fatigan y tensionan por el esfuerzo que la batalla exige. Por esta razón, los mentores espirituales profesionales han sido siempre imperiosos para la supervivencia y crecimiento espirituales.

¿Pero cómo aplicamos la terapia del grupo? ¿Se puede aplicar este método de terapia con éxito a los desórdenes espirituales también?

La terapia de grupo espiritual ha sido costumbre de los Jasidim, y particularmente Jasidim de Jabad, por más de dos siglos. Estas sesiones también se conocen como farbrenguens, o en hebreo, Hitvaduiot.

“Uno ayudará a su compañero, y a su hermano le dirá, “fortalézcase”” — Isaías 41:6.

Farbrenguens se convocan normalmente en honor de las fechas especiales del calendario, cumpleaños, y en Shabat que precede al inicio de un nuevo mes judío (Shabat Mevarjim). Conducido normalmente y moderado por un rabino o un mentor, el farbrenguen ofrece a todos sus participantes la oportunidad de expresar los problemas de sus almas y preocupaciones. Los presentes comparten las inspirantes ideas prácticas y las historias que fortifican la resolución y rejuvenecen espiritualmente el compromiso de los participantes a ideales más altos.

Se cantan las canciones y melodías Jasídicas. Se dicen lejaim uno al otro. Lo que ayuda a unir al grupo y quitar las inhibiciones naturales que no permiten compartir los sentimientos con otros. Los resultados son asombrosos. Pregúntele a los jasidim que soportaron décadas de persecución soviética cual era el secreto de su resolución férrea. La respuesta probablemente será los farbrenguens clandestinos qué incluso en las más oscuras noches espirituales, y a pesar del riesgo mortal que implicaba, los Jasidim rechazaban darse por vencidos.

Inténtelo. Únase a un farbrenguen Jasídico y vea cuan profundamente afectará su vida.

El Alter Rebe dijo, que una nota cayó del cielo que indicaba que un farbrenguen ¡puede lograr más que lo que arcángel Mijael puede lograr!

POR NAFTALI SILBERBERG
El rabino Naftali Silberberg, nacido en Detroit. Conocido por su agudo ingenio y extenso conocimiento del Talmud. Él reside en Brooklyn, NY, con su esposa Jaia Mushka y sus tres hijos.
COMPARTIR
Artículo anteriorMode Ani
Artículo siguiente“Laván y Iaakov- Dos Visiones del Mundo”

El contenido de esta página es producido por Chabad.org, y es propiedad intelectual del autor y / o Chabad.org. Si te ha gustado este artículo, te animamos a distribuirlo, a condición de que usted no cambiara ni alterara cualquier parte de ella, y que incluya esta nota, el crédito del autor y un enlace a chabad.org.

Jabad es una filosofía, un movimiento, y una organización. Se considera que es la fuerza más dinámica en la vida judía en la actualidad. La palabra ” Jabad ” es un acrónimo hebreo de las tres facultades intelectuales de jojmá , sabiduría, binah – comprensión y daat – conocimiento.